Teléfono Oficina: 917 264 278 - Teléfono Gratuito: 900 264 462

Política de Calidad

La Política de Calidad de SHP Facilities se fundamenta en los siguientes puntos:

SHP Facilities es una empresa comprometida con el cliente y el medio ambiente. Fruto de este compromiso se establece la presente política de Calidad y Medio Ambiente en la empresa.

Nuestra empresa tiene como objetivo principal la mejora continua en la calidad de la prestación de sus servicios a sus clientes, y el esmerado cuidado del medio ambiente en la aplicación de nuestros tratamientos y realización de nuestros servicios. Para ello, SHP Facilities decide implantar el Sistema de Calidad basado en la norma ISO 9001/2008 y trabaja activamente en la implantación del Sistema de Gestión Medioambiental.

Responder en producto y servicio a los requisitos propios, a los de los clientes y a los legales en todos los aspectos de la organización incluyendo la legislación y reglamentación medioambiental y preventiva aplicable suministrando soluciones innovadoras, que superen e incluso se anticipen a las expectativas de los usuarios, para aumentar el grado de satisfacción, ganar el respecto y la fidelidad de nuestros clientes.

Compromiso de gestionar y controlar de manera efectiva todos nuestros departamentos, que nos permita cumplir con nuestros objetivos y obtener un alto grado de calidad de los mismos, prestando especial hincapié en:

- Atención y relación con nuestros clientes.
- Calidad de nuestros proyectos y asistencias técnicas.
- Control de nuestra relación con los proveedores.
- Una correcta organización de actividades.

Nuestra Política de la Calidad es difundida adecuadamente y de forma continua a todo nuestro personal, de manera que SHP Facilities se asegura de esta política sea conocida y entendida por todo el personal de la empresa.

La Dirección controla y confirma toda la documentación relacionada con el sistema de calidad y medio ambiente y notifica a todo el personal la obligación de seguir cuantas instrucciones se derivan de este proceso. Aunque la coordinación y ejecución de las acciones necesarias para el aseguramiento de la calidad y de la gestión eficaz del sistema medioambiental se delegue en sus responsables, la responsabilidad última de obtenerla recae en el Gerente, que garantiza los medios humanos, técnicos y económicos necesarios para alcanzarlo.